DigitalPoeisis. Bloc literari en català i castellà (ara amb un 10% més de poesia).

Anuncis

divendres, 15 d’octubre de 2010

pura-fakepoesía

trans am - conspiracy of the gods




Como el polen que surge de los momentos de desesperación, estamos aquí sentados, observando allá en lo indefinido, el grado sumo de estética subliminal. Discurrimos ardientes bajo vuelos de incontinencia verbal, sospechamos tranquilos la necesidad de socavar muy hondo. Tantear livianamente el origen de toda esperanza y encontrar ahí la verdadera pregunta que nos dejará con la certeza de lo incierto el resto de nuestra vida. Desconociendo la naturaleza original de tantos embrollos por desmantelar, escalamos a las alturas de lo musical, oyendo el canto remezclado de espectros sin recuerdos ni calor. Convertimos en objeto la humanidad resplandeciente y saboreamos con hipertrófico hedonismo la sustancia genital de lo inanimado. Y sobreviviremos al declive de lo innatural, de lo inauténtico, de lo falaz. Aunque para ello necesitemos volver atrás.

dilluns, 4 d’octubre de 2010

Ur-

migala - noche desde un tren


* * *

No importa el amor que profesan los viejos sabios ni la locura de los jóvenes de ayer. Nacidos para desvelar misterios, vivimos como circuitos electrónicos sedientos de información. Buscamos la verdad tras la verdad, la mentira tras la mentira, buscamos el embrujo totémico en el origen de nuestra precariedad. Sin discutir andamos, en silencio desfilamos, como a la espera de un grito, de un suspiro o del absolutamente nada que está por venir. Conscientes de lo inútil que es plantearse ese viejo desafío, andamos hacia el lejano abismo con la nostalgia de un pasado que jamás ocurrió. Hechamos de menos los mitos elegantes que dieron forma a la ficción en que vivimos. Queremos excavar en las entrañas de la tierra para encontrar la esencia intrauterina del primer hombre. Pero antes tendremos que enterrar ahí nuestros sueños, para que haya algo que desenterrar. Y cuando los saquemos a la luz, sentiremos con orgullo que habremos hallado lo inalcanzable, y sabremos también que fuimos nosotros quienes tallamos las estatuillas y les dieron el status de antiguallas. Y con orgullo las alzaremos a la luz incansable del sol que nunca muere. Reservaremos ese último aliento para el final, ese final que nunca llega, ese mito utópico de un futuro real, de un futuro que ya es pasado, memoria inefable de los sueños de antes de ayer.