DigitalPoeisis. Bloc literari en català i castellà (ara amb un 10% més de poesia).

Anuncis

dijous, 16 de desembre de 2010

DigitalPoiesis Corp. presenta: el sentimiento apocalíptico

dj tiesto - adagio for strings


El mundo está por estallar. Surcan los cielos las voces fogosas de los misterios no resueltos. Relucen las ansias de dejarlo pasar todo, dejar que se desvanezca el mundo tal y como está. Las sombrías elucubraciones de un espíritu sin norte ni objetivo, los señuelos de un océano de lava bajo la luz de un brillante sol azul claro. Y otras formas exoapocalípticas de mundos por imaginar. Sendas curvas de alientos sin pena, imbricaciones al azar, mejunges para regurgitar, jinetes del más allá, responded la pregunta que os lanza el mar. Brumas blancas en la noche, espejismos de los surcos labionasales de un dios poderoso, ahogadas están ya las plumas del fénix en los llantos sangrientos de una cultura que fracasó en la lejanía de un pasado olvidado. Trances del amor. Vuelos hiperespaciales, luces a fogonazos, focos del cielo que jamás cesa en su tardío anochecer. Sepulturadas las sepulturas, bajan meteoritos a la tierra y lo queman todo, con hielo y estacas de insomnio primordial. La vida que cesa, los ojos que se apagan, los vientos que se cansan de soplar, oscurece el anochecer como una metáfora de lo que está por venir, como la última señal de la existencia entendida como algo lineal.

divendres, 3 de desembre de 2010

Un camino para el amor: de lo clásico al neoretro

infected mushroom - slowly


Brisas lloronas con estribos viajan cachondas por el hiperespacio. Escudos llameantes color azul sueño perdido me protejen contra la irracionalidad del caos y me arman con mallas de villano despótico. Hambrientos de sed de justicia, los caballeros andantes del pasado se manifiestan en masa en favor del aullido de su honor perdido. Soberanamente, como príncipes en celo, buscan indiscriminadamente falos duros de poder, coronas y cetros, signos psicodélicos de una posición social desmarcada, desterrada. Y lanzan su rumor silenciado a los corazones de los hijos de sus hijos para que despierte en ellos el espíritu de rebeldía, la conciencia crítica que servirá a los Valores de esos aristócratas del amor platónico. Misericordiosas serán sus exigencias cuando se conviertan en súplicas, en llantos manchados de vergüenza, humillados por la vergüenza ajena que siente su descendencia precaria hacia esa máxima creencia ciega en humildes torres incombatibles de duro cartón. Los deplorables destinos mustios de rosadas cadenas de terciopelo son los destinos de una generación perdida entre el ser y el no ser, entre el viejo y el viejoven, desgarrado su cuerpo por las varas del azar hiperconsumista. ¡Despertad pequeños drugos! Surcad los aires de la mercantilización de las artes del amor y amad con pasión desmesurada. Amad con las ansias desmedidas de esos viejos que permanecen sentados en sus ultratumbonas. Comparad sus ingenuas flatulencias intelectuales con vuestra rapidez extrema para olvidarlo todo y resetead así la configuración de vuestros sueños perdidos. Aaaahogad las sonrisas con llantos para sentir ese placer de palpar lo verdadero, de manusearlo vigorosamente con la melancolía justa y necesaria para dar de comer a la industria alimentaria. Y recordad ahora las caras de vuestros abuelos, desfallecidos ya en un mar de olvido pop, y vedlas remodeladas con la estética del neoretro. Los fuegos destructores del mañana se han apagado. Todo el mundo ha salido ileso.

dilluns, 15 de novembre de 2010

interpol - untitled


Un día por la mañana. Me despierto emocionado, agotando ya mi pequeña dosis de tu ausencia, soplando lo justo para que la llama esté caliente y sea más intensa la próxima vez que te vea. Salgo de casa. Mi andar es musical, como el ambiente: el cielo, la temperatura, la frescura de una mañana soñolienta. Todo el mundo recién levantado, ternura en su humor, inocencia en sus prisas al andar. Mientras voy, siento ese cosquilleo sanguíneo, esa cálida y pequeña propulsión eléctrica que me asaltará en varias ocasiones, a lo largo del día.

Los sentimentos son intensos. “Lo que siempre he querido, lo que siempre he necesitado...”. Mis palabras se agotan. Se agotan junto con esta pequeña dosis de tu ausencia.

divendres, 15 d’octubre de 2010

pura-fakepoesía

trans am - conspiracy of the gods




Como el polen que surge de los momentos de desesperación, estamos aquí sentados, observando allá en lo indefinido, el grado sumo de estética subliminal. Discurrimos ardientes bajo vuelos de incontinencia verbal, sospechamos tranquilos la necesidad de socavar muy hondo. Tantear livianamente el origen de toda esperanza y encontrar ahí la verdadera pregunta que nos dejará con la certeza de lo incierto el resto de nuestra vida. Desconociendo la naturaleza original de tantos embrollos por desmantelar, escalamos a las alturas de lo musical, oyendo el canto remezclado de espectros sin recuerdos ni calor. Convertimos en objeto la humanidad resplandeciente y saboreamos con hipertrófico hedonismo la sustancia genital de lo inanimado. Y sobreviviremos al declive de lo innatural, de lo inauténtico, de lo falaz. Aunque para ello necesitemos volver atrás.

dilluns, 4 d’octubre de 2010

Ur-

migala - noche desde un tren


* * *

No importa el amor que profesan los viejos sabios ni la locura de los jóvenes de ayer. Nacidos para desvelar misterios, vivimos como circuitos electrónicos sedientos de información. Buscamos la verdad tras la verdad, la mentira tras la mentira, buscamos el embrujo totémico en el origen de nuestra precariedad. Sin discutir andamos, en silencio desfilamos, como a la espera de un grito, de un suspiro o del absolutamente nada que está por venir. Conscientes de lo inútil que es plantearse ese viejo desafío, andamos hacia el lejano abismo con la nostalgia de un pasado que jamás ocurrió. Hechamos de menos los mitos elegantes que dieron forma a la ficción en que vivimos. Queremos excavar en las entrañas de la tierra para encontrar la esencia intrauterina del primer hombre. Pero antes tendremos que enterrar ahí nuestros sueños, para que haya algo que desenterrar. Y cuando los saquemos a la luz, sentiremos con orgullo que habremos hallado lo inalcanzable, y sabremos también que fuimos nosotros quienes tallamos las estatuillas y les dieron el status de antiguallas. Y con orgullo las alzaremos a la luz incansable del sol que nunca muere. Reservaremos ese último aliento para el final, ese final que nunca llega, ese mito utópico de un futuro real, de un futuro que ya es pasado, memoria inefable de los sueños de antes de ayer.

dijous, 30 de setembre de 2010

disturbis a barcelona

Goldfrapp - Ride on a White Horse (FK-EK Vocal Version)




sshhht..! llibertat de premsa
sshhht..! llibertat d'expressió
sshhht..! llibertat de protesta i manifestació

dilluns, 20 de setembre de 2010

Tornada de les vacances

sunn 0)) - it took the night to believe




"comillas"

El fin de semana: un día en la playa

El otro día fui a la playa y me lo pasé muy bien. Había mucha gente. Hacía mucho sol y la arena quemaba los pies. ¡Quemaba mucho! Andaba dando saltitos para no quemarme. Y mi madre trajo la comida. Comimos bocadillos y patatas fritas. El agua estaba muy fría, tanto que casi me congelo. A las cuatro de la tarde ya estábamos echando la siesta. ¡Parecía que se había hecho de noche! Pero sólo tenía los ojos cerrados... Hasta que me di cuenta de que en realidad los tenía abiertos y sí que se había hecho de noche. Mi padre dijo “¿es un eclipse?” y todos miraron al cielo. Entonces yo miré también y en el cielo se veían muchos ovnis en forma de palabra. “Distopía”, ponía. Yo primero pensé que eran estrellas hasta que me di cuenta de que era una palabra y no las estrellas normales. Todos miraban al cielo boquiabiertos. Los ovnis se movían un poco, sin que se dejara de leer “distopía”. Yo no sabía qué quería decir esa palabra hasta que mi hermano mayor me explicó qué significaba. No lo entendí muy bien, pero bueno. Luego los ovnis empezaron a moverse más hasta que la palabra desapareció y parecían luciérnagas volando por el cielo. Entonces el cielo se fue aclarando un poquito hasta que se volvió lila. Entonces se formó otra palabra. Ponía: “Luciérnagas amarillas”. Bueno, eran dos palabras. Y me quedé parado con la boca abierta. ¡Qué guay! Los ovnis me habían leído la mente. Entonces pensé en otra palabra para ver si la ponían. El cielo se volvió negro otra vez. Y la palabrá que pensé era: “Puta”. La pusieron y me reí mucho. Mucha gente se tapó los ojos. Y como parecían un poco asustados pensé rápido en otra palabra, para que se sintieran mejor. Pensé muy fuerte: “Chocolate”. Y la pusieron. Pero estaban igual de asustados. Y me sabía mal. Y ya no pensé nada hasta que los ovnis se movieron y desapareció la palabra. Algunas personas se iban ya de la playa. Como no había sol... Y pasó el rato y no había ninguna palabra. Hasta que apareció otra: “Te quiero”. Y alguien sonrió. Pero no voy a decir quién es porque es un secreto. Y luego me empecé a aburrir. Le dije a mi madre: “Mama, ¿puedo ir a bañarme?”. Ella me dijo: “No, hijo. Ahora no te puedes ir a bañar. ¿No ves que...?” Y no dijo nada más. Guardó un paquete de galletas que tenía en la mano y lo puso en la bolsa de playa. Mi hermano mayor dijo que todo eso era muy extraño. Después dijo algo raro que no me acuerdo muy bien, pero me parece que era más o menos así: “Gran astro, qué es de ti cuando emmudecen aquellos a quienes solías iluminar”. Y en el cielo apareció un nombre muy extraño que no me acuerdo de cómo se escribe. A mi hermano le gustó porque decía que era un hombre que le gustaba mucho, que había escrito libros muy buenos y que era muy buen escritor. “Las luces apagadas de los centros comerciales encienden la chispa de la oscuridad; las luces encendidas de los centros comerciales producen la necesidad de apagarlas”. Algo así dijo mi hermano después. Entonces apareció en el cielo otra palabra y un signo de exclamación: “Post-it!”. Yo pensé que mi hermano no tenía razón del todo. Pensé que se equivocaba en algo, pero no sabía decir en qué. Creo que si las luces de los centros comerciales nunca se hubieran encendido nadie querría nada, ni siquiera habría oscuridad. Entonces me entró el sueño y le dije a mi madre y a mi padre que si podíamos hechar otra siesta. “La falsa ilusión moderna de la inocencia infantil sirve almenos para algo”. Pero no me dormí porque teníamos que volver a casa, que ya era casi la hora de hacer la cena. Y así fue mi día en la playa.

"comillas"


Drone doom (also known as drone metal) is a style of doom metal that is largely defined by drones; notes or chords that are sustained and repeated throughout a piece of music. Typically, the electric guitar is performed with large amounts of reverb and feedback while vocals, if present, are usually growled or screamed. Songs are often very long and lack beat or rhythm in the traditional sense. Drone doom is generally influenced by drone music, noise music and minimalist music. The style emerged in the early 1990s and was pioneered by Earth, Boris and Sunn O))).
[wikipedia]

dimarts, 7 de setembre de 2010

dijous, 19 d’agost de 2010

nine inch nails - beside you in time




i am all alone this time around
sometimes on the side i hear a sound
places parallel i know it's you
feel the little pieces bleeding through

and all this goes on
and on and on and on...
this goes on
and on and on and on...

now that i've decided not to stay
i can feel me start to fade away
everything is back where it belongs
i will be beside you before long, and on
this goes on and on and on and on...
this goes on and on and on and on...

we will never die
beside you in time
we will never die
beside you in time

dilluns, 16 d’agost de 2010

santos post-inocentes

"Lo posmoderno sería aquello que alega a lo impresentable en lo moderno y en la presentación misma; aquello que se niega a la consolación de las formas bellas, al consenso de un gusto que permitiría experimentar en común la nostalgia de lo imposible; aquello que indaga por presentaciones nuevas, no para gozar de ellas sino para hacer sentir mejor que hay algo que es impresentable", JF Lyotard: La posmodernidad (explicada a los niños).


yeah yeah yeahs - tick

dilluns, 9 d’agost de 2010

Agost

Ha arribat l'hora d'aturar la meva irrefrenable activitat literària i fer unes "vacances" musicals. Vacances entre cometes perquè són les vacances pròpies del precariat, i consisteixen simplement en treballar a l'estiu (si tens sort, com jo, poquetes hores) sense haver de fer lectures o escriure textos per obligació fora de les hores de feina. A més a més, també és propi d'aquestes vacances no tenir prou diners per anar enlloc de visita, per molt avorrit que sigui. Així que, per celebrar el meu agost precari, faré el gandul a les meves hores lliures, aniré a la piscina, a la platja i aquests llocs... i procuraré no cansar-me massa.

I per celebrar-ho, en aquest bloc, temporalment, hi deixaré de publicar textos i enlloc d'això hi penjaré música. Ho faré en forma de vídeos i de links, que seran penjats amb una freqüència impredictible. Al mateix temps, i perquè l'impacte mediàtic sigui més gran, també els aniré penjant al facebook.

Començo fort: dues cançons en una mateixa entrada. Són les que ja he linkat darrerament al meu facebook.

Bones vacances i/o bon estiu!!


tortoise - gigantes




explosions in the sky - the birth and death of the day

diumenge, 1 d’agost de 2010

Juegos de máscaras

Si te preguntan, responde; si te dicen que opines, opina. Di lo que le toca a tu personaje, según el papel, según el momento. Dilo con más o menos ganas, con mayor o menor intensidad, fingiendo más o menos sinceridad. Porque la sinceridad es siempre un fingimiento, en una escala del uno al diez. Sentir lo que haya que sentir, recordar lo que haya que recordar, enfadarse lo justo y necesario, alegrarse lo justo y necesario. Sí, todo depende del color del cristal con que se mire. Sólo reza por que sea de tu color favorito, o por lo menos alguno que no te dañe a la vista. Jugar a corresponder socialmente hasta perderse uno mismo, hasta convertir la vida propia en algo ajeno a todos. Un doloroso juego de juegos en el que la identidad es lo que los demás necesitan para identificarte. Juega a ser tú mismo, juega a ser sociable, juega a los psicólogos, juega a los sociólogos... Mi sinceridad, como máscara, y desde este punto de vista, es ahora de casi un noventa por ciento. Todo un logro. En otro momento yo mismo diré que mi sinceridad aquí es de uno sobre diez porque lo que digo puede ser visto como poco creíble. Así que si no te gusta lo que digo, no te preocupes, sé satisfacerte: lo retiro y digo otra cosa. ¿Quién eres? Dímelo para saber qué decirte. Y jugaremos a los médicos hasta que nos cansemos, o a lo que te apetezca.

dissabte, 19 de juny de 2010

ensayo prelúdico, "contestatario"

Somos unos inconscientes si pensamos que podemos vencerlo, si pensamos que podemos desenterrarnos de la muchedumbre, si creemos en que lo imposible puede ser verdad. Y somos unos inconscientes. Somos esclavos de nosotros mismos, dueños de sinrazones con sentido. Desenvolvemos la existencia de su enorme cascarón opaco y lo fundimos para crear lluvias sulfúricas que den relieve a la planitud de nuestro adversario. Coloreamos infinitos vacíos, mistificamos lo inmistificable y le damos un sentido materialista, opaco. Arrebatamos las falsas pasiones de una tierra sin base existencial y las convertimos en las piezas de un puzzle de locos. ¿Pillas la indirecta? Llovemos sobre metáforas encharcadas en calles del pasado, en fangosos años de ausencias y desvaríos varios. Siemprificamos lo efímero y luego nos lo comemos, lo ingerimos y le damos una nueva consistencia fecal, consistente con los alientos del pasado, delicatessens místicas de una época ya ancestral. Somos los guerreros del siglo XXII, del tiempo en el que no hay tiempo para perder el tiempo. Somos incansables, no ralentizamos el paso bajo ninguna circunstancia ni catástrofe medioambiental. Somos completamente inidentificables; nos define un atuendo velador, hábitos de handikap nigeriano, bolsas de consistencia variable. Nos identificamos con la podredumbre y también con lo sublime. Somos los suspiros del eco que está por venir, y no nos creemos nada de lo que decimos. Sabemos que caducaron las fechas de caducidad y por eso relativizamos lo relativo, dogmatizamos la mentira y confundimos al pecado con ausencias constantes. Damos la vuelta a la tortilla de la exitencia, carcajeamos las risas de un mundo que sí nos entiende y las lágrimas del que cree entendernos. No somos viejos ni viejóvenes, no somos el hastío bélico de las naciones del pasado ni del presente, que jamás se detiene. Santificamos lo que hacemos repetidas veces, sacralizamos lo que aburre a las masas y lo usamos para satirizar lo que vendría a ser una pseudoanarquía moral.

dimarts, 1 de juny de 2010

Escalfament "literari"

Això és el que passa quan les ganes d'escriure superen allò que se sol anomenar inspiració. A continuació els presento el que altrament es pot anomenar escriptura automàtica, pròpiament conegut com a "escalfament 'literari'". Entre cometes, sempre entre cometes.

* * *

Una sèrie de crits dispersos juguen a ser honestos. Juguen amb les ànimes, amb les matèries i amb tot allò que pot tenir forma, caos, estructura i base. I criden fort, amb ganes, amb ànsia, amb l’horrible sensació de no estar fent la feina ben feta. L’arial està antiquat.

Són ja moltes les dècades que han passat ençà d’allò, un punt de partida desafortunat. O afortunat. Sempre hi ha ganes de tornar enrere, ganes de suplicar per un inici sense forma, sense qüestió, sense la sensació que està a punt d’ocórrer. Té lloc a la superfície. I descansa a sota, enllà, a baix. Guspires, paraules, cràters, cases i mansions, guspires i emocions, ganes i més ganes de saltar les línies, amb ganes de sortir de les línies, amb ganes de sortir d’aquí. Sempre hi ha paraules que venen. I d’altres van. La fogositat eròtica del discurs, oh sí, la fogositat eròtica del discurs. Analitza això. Si tens ganes.

Ganes de reemprendre viatges, caminar sense destí, amb ganes d’anar a algun lloc, o enlloc, enllà i ençà, aquí i allà. Exotisme i proximitat, llunyania i erotisme. Concordança en els sentits superposats, armonia en les capes que conviuen, que lluiten, que sondejen enquestes sobre l’eternitat. Marqui l’opció correcta. Transcendeixi, vagi cap a la llum. Uh, guspires, altre cop. Camí cap a l’insondable, terra-natures de paper, d’eterietat, d’inconformisme. Explosió mística no metafísica.

Hi ha qui creu en entitats metafísiques. Jo no. Hi ha qui no hi creu. Jo tampoc. I molt a pesar d’això, nogensmenys, sento passió, passió per escalar, per pujar i sentir-me il•luminat. Amb la llum d’un altre, amb la llum externa que brota per l’espai inconmensurable que hem creat. A partir d’una petita guspira, a partir d’un petit impuls, d’una enorme pulsió, a partir, a partir. Punts i seguits, comes i desgràcies, putes que corren amunt i avall, esperant quelcom de la societat, esperant compassió de la comunitat ics per poder almenys ser aniquilades per aquesta; que no per una altra.

No s’hi valen emoticones de falsedat, no compten les veritats del moment, ja n’hi ha prou de tanta realitat! Ficciona, ficciona, obre un imaginari i tanca’n un altre. He dit, va dir ell.

dimecres, 26 de maig de 2010

Unificcions

Bé, només dir que aquest any m'ha tocat a mi i que estic molt content. Us passo el link amb el meu text:

http://www.ficcions.cat/unificcions/arxius.php?gr=blablabla04


Qüestió als media. Sobre l'assumpte, només he trobat aquesta notícia on els d'Unificcions sortim esmentats en segon terme, però almenys es diu alguna cosa (cap al final):

http://www.deria.cat/actualitat/pere_seda_de_l_ies_valldemosa_de_barcelona_guanya_la_quarta_edicio__de_ficcions_l%E2%80%99aventura_de_crear_histories-1136.html

També em van fer una entrevista els de l'ACN, i un piló de fotografies. Però a la seva web l'única cosa que he trobat, ara per ara, és un petit esment del guanyador del concurs "Ficcions". De "Unificcions", ni rastre. Si trobo alguna cosa més aquí o en altres mitjans (com ara a la pròpia web d'Unificcions, que de moment no dóna senyals d'actualizar-se), ja ho penjaré.

Però bé! A banda d'això, no em puc queixar gens ni mica. Aquest ha estat un bon pas endavant.

Ens veiem! ;)

dissabte, 8 de maig de 2010

Deliri

Les herbes respiren pulmons de sofre. I vénen a situar-se, a moure's, a sentir-se aguts. I més us valdria poder pintar, i més us valdria poder volar, perquè volant val la pena dibuixar. Només així, només llevant el vol i surcant els aires, els fluxos, les corrents tropicals. I ella ha fet un crit inesperat, ineixordable, irresistible, literàriament compulsiu. I distreta ha baixat les escales, alerta a les alarmes, oculta en ombres de pecat, esperant la misericòrdia d'un déu cregut, volador, estrafolari. I digué la veu, rere les finestres oculta, que les papallones amb vestits de color vermell llampant volen alegres pels camps de primavera. S'inventen tonteries, s'imaginen móns sencers on els colors segueixen un ordre inestablert, romput. Pistoles làser que apunten a miratges en el temps, guspires de color que ressalten la bellesa dubtosa d'un paisatge postapocalíptic. Senyals de l'infern. Cyberpunk a l'espera, al telèfon. Entrant dades, esperi si us plau, esperi pacient la trucada de Satanàs. No hi ha cobertura, no hi ha missatges nous a la bústia, hi ha parafernàlies agramaticals, bellugamonges ensopits. Resten poques hores per a la fi del món, resta poc per al sorgiment unànime d'un nou estat del ser. Hostatges d'un món esclavitzat per la Natura, per la veu de segles i segles d'estudis matemàtics. La ceguera no és una excusa, la ràbia tampoc i tampoc ho és la glòria, l'honor de vampirs que xuclen la sang dels oceans. No vénen esperant trobar un sentit, no han arribat fins aquí per sentir les paraules d'un vell boig, no volen saber res del temps ni del món. Salten alegres, juguen contents, domestiquen de gust i salpimenten els camps de blat, les estructures complexes de la seva societat. Se sent el ressò de la veu dels morts, allà en la llunyania, rere les muntanyes, com l'eco sinistre d'un déu pervers, d'un geni maligne capaç d'inventar-se un Matrix no ficcional. Poc a poc, amb plantes que donen sepultura al teu alè, superaràs tots els teus traumes, totes les teves fòbies, una rere l'altra. Cauran. Com un castell de cartes, com un joc de dòmino. Cauran lentes i tristes, les peces del joc, cauran per tornar al seu lloc, a l'origen de la seva existència. Volaran lluny, sota terra, prop del nucli, sempre llestes per aconseguir el seus despropòsits més dolorosos. Les guspires de la paròdia il·luminen la sala incorrecta, fan del mal un objecte de ridícul, tan ridícul que resulta igualment dolorós, com si tot aquest discurs fos una apologia de la tristesa melancòlica. Abans del meta- hi ha el que hi ha, hi ha mars de rems eixuts, oceans de roques volcàniques incancescents, il·luminades per un sol taronja de mitja tarda. Sent l'amor que et professo, sent-lo en les teves carns, fes-lo teu, integra'l en tu, digereix-lo de la millor manera possible. Si ets capaç. Disculpa si perds el fil, disculpa si perds els amics, disculpa si ets un desgraciat, dispensa'm perquè tot això és culpa meva. Et prego que apel·lis a la meva bondat, a la meva misericòrdia. Em diuen Narcís. I cada vespre, abans de sopar, sèiem mirant com sortien les estrelles. Les contemplàvem amb l'armonia estable d'una jove nit d'estiu. Sentíem com l'esperit de la terra s'estenia pel nostre cos, sentíem la veu de la mare Gea que ens parlava, i ens deia que el món era nostre, que nosaltres érem els seus hereus, que viuríem en pau en un paradís idíl·lic aquí a baix, a la terra. I mentre ho escoltàvem tot, tancàvem els ulls, amb el cap ben alt, sentint la brisa que posava final al discurs que canviaria les nostres vides aquella nit.

diumenge, 25 d’abril de 2010

Discusiones en el tiempo. Mentes claras, mentes oscuras. Esquemas que no se perciben, y que ejercen su autoridad. Y egolatrías para no tener que ser conscientes: carnet de opinante.

Anarquías que se oponen al Estado y estados que se ocupan de mantener firmes las estructuras convenidas. "Más de lo mismo". Sujetos bajo el influjo de una creencia en una ilusión, en una fantasía que no es fantasía, en una ficción que, real o ficticia, en el fondo es dolorosa. Sujetos en un mundo donde la infelicidad sirve para ocultar la verdadera infelicidad. O para pensar, en la menor parte de los casos.

dilluns, 29 de març de 2010

"Et creus molt llest?"

Ens estan vigilant. Des de les profunditats de milers de càmeres de vídeo-uvigilància observen el feble transcurs de les nostres petites vides. I diuen que som molt llestos. Gràcies, perquè diuen que som molt llestos. Inspiren la nostra intel•ligència amb missatges subliminals, accentuen la nostra inconsciència amb musiquetes agradables. Decoren els suposats no-llocs amb estètica sinistra, cyberpunk, totalitarista. Però tranquils, que tot és pura estètica. Com qualsevol altra distopia. La veritat que s’amaga darrera de tot això és molt més “terrible”. Però som prou llestos per poder-la suportar. Ho som, vaja si ho som. Fins i tot m’atreviria a dir que tenim el dret de saber-la. Suposo. Esteu d’acord, càmeres? Esteu d’acord, grans germans?

We’re the renegades of
xarxa metro-“poli(s)”-tana de transports sinistres. La nostra visió és multidimensional i una mica revolucionària. En versió postmoderna, és clar. I subtitulada, perquè diuen que no ens entenen. Potser serà perquè ens han implantat filtres de so a la nostra gola. La nostra veu arriba distorsionada als telespectadors però una mica més clara als internautes. “Benvinguts al segle XXI! Passeu, passeu, hi ha lloc per (a) tothom!”. Visc-a-internet, i a un socio-paradís aparentment progre i realment fascinant, amb moltes oportunitats de vida per (a) T, i amb la comfortable i tranquil•litzadora presència d’incomptables membres de les forces de seguretat.

dissabte, 13 de febrer de 2010

Public spirit reality show

Dos hombres de aspecto elegante observan, ante un monitor, el transcurso normal de las vidas de un conjunto de personas. La sala donde se encuentran está iluminada por la luz de la pantalla y por una pequeña lámpara. Ellos están muy atentos, con los capilares al rojo. Y su ropa es formal, casi técnica, adecuada a su posición. Llevan un traje pasado de moda: americana gris oscuro, corbata con piolines y silvestres, camisa de rayas, etc. Y unas gafas de pasta como las que se llevaban en los años 70, o más tarde, en los años 10.

Se ríen de vez en cuando. “¿Has visto a ésos? Parece que se quieren mucho”. “Sí”, dice el otro, y toma un pequeño sorbo de cappuccino. “No parece que tengan intención de despegarse”. Ja, ja, ja. Indudablemente estos hombres están muy interesados en lo que ven: personas que pasean, personas que charlan, que compran, que se aman o que se sacan un moco de la nariz cuando creen que nadie les observa. Pero los piolines no apartan sus miradas sedientas de acontecimientos ajenos. En esta época las vidas de muchos se han convertido secretamente, y en parte, en un reality show (“¿cómo era? The Truman show, o algo así”).

Los hombres elegantes siguen fijándose en todo, habiendo olvidado, si es que alguna vez lo supieron, la razón por la que sienten tanto interés en esas imágenes de la realidad. “¿Tú recuerdas por qué estamos aquí?”. “Bueno, nos pagan para esto”. “¿Nos pagan?”. Ellos no lo recordaban, pero tiempo ha, muchos ayuntamientos de ciudades importantes tuvieron que tomar una dura decisión. Sin que nadie supiera por qué, la vieja delincuencia callejera fue desapareciendo, cosa que la gran mayoría consideraba públicamente como algo positivo. Sin embargo, esto dio lugar a una nueva y amenazadora oleada de incivismo. El caos fue corrompiendo poco a poco la corrección y la normalidad de las vidas de muchos. La gente empezó a tener ganas de mear en la calle, muchos apagaban colillas sobre el limpio asfalto, otros paseaban apaciblemente por los carriles para bicicletas, cruzaban los semáforos en rojo, olvidaban dejar paso libre en la parte izquierda de las escaleras mecánicas… todo un desastre. Ante esta creciente insurrección silenciosa, la administración pública, muy a su pesar, no tuvo más remedio que empezar a colocar cámaras de vídeo vigilancia. Primero en las calles principales, y así poco a poco hasta que no quedó ni un sólo rincón del espacio público sin ser filmado.

Por otro lado, hay que decir que estas medidas aportaron algo enormemente positivo a la sociedad. Hoy en día ya hay algunos ayuntamientos, como el de Barcelona, que dan subvenciones a jóvenes artistas con el fin de que utilicen parte de las imágenes grabadas para hacer documentales creativos de vanguardia, en algunos casos, muy críticos con la sociedad y el sistema económico del momento. Sin embargo, los hombres de las americanas grises, cuya importancia y poder eran desconocidos incluso para ellos mismos, no eran conscientes más que de su propio interés en observar las imágenes de los monitores de seguridad. “Bueno, nos paguen o no, nosotros tenemos nuestra vida solucionada”. “Por supuesto. Y además hacemos lo que más nos gusta”. Y siguieron allí, impasibles ante el paso del tiempo, observando una realidad en blanco y negro. Pero eso sí, una realidad muy cívica.

dimecres, 20 de gener de 2010

Qüestió tècnica

Benvolguts lectors: gràcies a tots per llegir el meu bloc! Salutacions! :)

* * *

Estimados lectores: gracias a todos por leer mi blog y un saludo! :)

La barra de pan sublime

¿Quién la tiene? ¿Quién es el poseedor de esa maravilla romántica, de ese software desconocido que nos lleva de acá para allá? La simplicidad de su ser es suma y se ha hablado tanto de ella que es ya un tópico de tópicos. La barra de pan. Pero no una cualquiera; ésta es sublime. Sus nutrientes son bastante excepcionales. Y si no, que se lo digan a mi amigo Antonio.

No quedaba mucha cosa en la nevera, así que Toni tuvo que madrugar. Se levantó a las doce y media, después de haber estado dando vueltas en la cama durante más de media hora. A esas horas todo es diferente. Es todo más sencillo y no hay tanto que comprender. Simplemente hay que hacer el esfuerzo de levantarse y luego ya todo viene por sí mismo. Toni se lavó las manos y la cara, se tomó un par de galletas (para qué más, si no faltaba mucho para la hora de comer), se vistió y salió a la calle.

La panadera no estaba muy simpática. Tantas horas despierta la habrían llevado a pensar cosas que no debía. Pero a Toni eso le daba igual. Compró la última barra de pan que quedaba antes de que cerraran y volvió a su casa. ¿Tenía que hacer algo más? No lo recordaba. Bah, da igual, ya le vendría a la cabeza en otro momento. El alquiler ya lo había pagado la semana anterior, ¿no? “Es la una del mediodía y Toni no sabe pensar nada más profundo, ni falta que le hace”. Un buen bocadillo de lomo con queso entraría muy bien. Pero lo único que le quedaba de carne era una hamburguesa en el congelador. ¿Y queso? Había queso, ¿verdad? Alguna loncha quedaría por ahí. Si no, siempre se la podía pedir prestada a alguno de sus compañeros de piso.

Así, vestido y aseado, Toni tenía una sensación de higiene mental y de bienestar bastante aceptables. Aunque también molaban esos días en los que se ponía a cocinar en pijama a las tres de la tarde. “Beer: the only reason I get up every afternoon”. ¿Dónde leyó eso Toni? En algún bar o algo así. Desde luego, es una buena filosofía de vida, aunque muchas cosas seguramente no acabarían de ir demasiado bien. “¿Y qué?, ¿importan?” Uy, Toni ya hacía demasiado rato que estaba despierto. Sus pensamientos empezaban a fluir de otra manera, a otro nivel. A lo mejor hacía falta quitar algunas castañas del fuego. Así que Toni se concentró en su hamburguesa.

La frió con cebolla y ajo picados, varias clases de pimienta y una salsita extraña que siempre usaba pero que nunca había sabido qué era. Eso, a la vista, le sabía a poco. Abrió el armario de la comida en busca de lo que ya sabía que se iba a encontrar. Una bolsita de pasas a punto de terminarse, un paquete de galletas, unas sopas instantáneas, café soluble… ¿Y en la nevera? Dos quintos de cerveza, un yogurt, ¡una loncha de queso para fundir!, dos manzanas y un tomate. Decidido: hamburguesa à la Toni con pasas, manzana cortadita y queso fundido. ¿Ketchup? No quedaba. Y, por supuesto, todo ello en forma de bocadillo, con el pan que acababa de comprar.

Toni cortó la hamburguesa en dos y la metió en el pan, con los restos de la cebolla frita y los demás ingredientes. ¡Ah! Y un poco de tomate a rodajas no estaría mal. Listo, la comida estaba servida. Y sólo eran las dos y diez. Mientras comía, mirando nada por la tele, salió de su habitación Eduardo, uno de sus compañeros de piso. “Buenos días. ¿Quedan cervezas?” Alguna quedaba en el frigo, pero Toni le pidió que le dejara por lo menos una para más tarde.

A todo esto, el sol dejó de entrar por la ventana del comedor. Ésa era la señal que anunciaba el fin de la mañana. Por la tarde las cosas eran distintas. Si la mañana era sinónimo de simplicidad, fluidez y despreocupación, la tarde significaba más bien cerveza, marihuana y frikadas varias. Algunos seguramente no encontrarán diferencia entre una cosa y la otra, pero para Toni eran muy distintas. Para él las tardes eran momentos para enriquecerse mentalmente con películas, series de televisión (¡pero no series cualesquiera!), charlar con los compañeros de piso e incluso filosofar, aunque no muy profundamente. Los pensamientos profundos son más bien para la noche.

Así que acabó de comerse el bocadillo hecho con la barra de pan sublime, recogió los platos, los lavó antes de que le diera más pereza hacerlo y se apalancó en el sofá a mirar El Gran Lebowski. “Espera un momento. ¿Has dicho sublime?” Desde luego, ha pasado muy desapercibido. Pero es lo que hay. ¿Qué os esperabais?

diumenge, 3 de gener de 2010

Hay fantasmas en el espejo

“Siempre quise inventarme una historia agradable. Agradable para quien sea, pero que suene bien”, dijo el fantasma. ¿Qué hay que responder a algo así? No es difícil encontrarse en una situación ante la cual uno oye una expresión así de superficial y claramente incorrecta, y no tiene las herramientas para deshacer tal mamarrachez. “Para eso está el trabajo del día a día”. Vaya, no me había dado cuenta, hay otro fantasma. Esto va de mal en peor, y ni siquiera sé cómo terminar mis frases...

A veces es mejor pararse a pensar dónde van los acentos. ¿Acaso no debería haber entrecomillado eso? Porque parecen las palabras de un fantasma.

En mi espejo no sólo hay un fantasma, ni sólo dos, ni sólo tres... Hay muchos y muy diversos, aparentemente. Salen del espejo de forma mágica (ésa es la explicación, y no hay otra, porque ésa es LA explicación). Hay quien diría que sólo salen cuando uno se mira al espejo. Pero eso sería una enorme falsedad, puesto que si salen o no cuando nadie se mira al espejo, es algo que nunca podremos saber. Hay cosas que no nos interesan, y eso lo tengo muy claro. Sea cuando sea (porque el cómo ya lo tenemos claro), salen los fantasmas y se dirigen a quien se esté mirando al espejo. Y dicen chorradas como pianos. Su actividad consiste en salir, decir una frase o dos, demostrando absurdidad y estupidez, y provocando en quien se mira al espejo una enorme rabia y ganas de repartir collejas, y luego se vuelven a meter, orgullosos de lo que sea que hayan dicho e ignorando su propia estupidez.

(Estupidez, estupidez, estupidez. Y ya son cinco las veces que se repite esa palabra en este texto. De momento).

“Hay que ver la de cosas que se dicen por ahí.” Y, desde luego, hay quien cree que los fantasmas llevan razón. Será que se querrán unir a ellos, o que son muy estúpidos, que para el caso es lo mismo. Sé reconocer a los que están de acuerdo con los fantasmas porque cuando hablan suelen utilizar coletillas, frases hechas, ideas hechas... como si todo lo tomaran prestado. Se me entiende, ¿verdad? “Somos lo que somos y estamos orgullosos de nuestra felicidad”. Y luego hay quien decide apropiarse directamente del quehacer de los fantasmas. Son gente que se mira mucho al espejo y creen que su propio reflejo es una parte de sí mismos que viene a representar lo que suponen es lo más importante que hay en ellos. Y esa creencia, o pensamiento, puedes llamarlo como quieras, se alimenta y retroalimenta de los constantes comentarios de los fantasmas del espejo.

“Eso es una metáfora. Claramente tiene un significado que hay que leer entre líneas”. ¿De castaño a oscuro? ¿El hambre con las ganas de comer? ¿Culo y mierda? Entre las líneas hay más de lo que parece, o, para no quedarnos en una contradicción, diré que habría que leer más allá de las líneas, o releerlas con otros ojos, o dejar simplemente de ver metáforas donde no las hay, o en donde no son lo más importante que hay. Porque las apariencias que vemos en los espejos sí que son una parte de quien las mira, pero no vienen a representar lo que mola más, es decir, son una metáfora, pero al nivel de lo de arriba, de lo superficial, por llamarlo de alguna manera. Es como cambiar un euro por un dólar en una situación de vida o muerte. Ante una imagen espectral como éstas que estoy describiendo, uno no debe olvidar que, aunque sean enormemente reales, vienen acompañadas por otras cosas que los fantasmas no tienen. “¿Otras cosas? Vaya, se nos ha colado uno que cree en lo transcendental. Fuera, no te queremos. No te queremos, fuera”, cuando en realidad, son ellos, los fantasmas, los únicos candidatos a pensar de forma transcendentalista, los que parecen poner objetos en un más allá que no identifican como tal. Porque son fantasmas.